¿Cómo hacer el mantenimiento de una moto?

Las motocicletas, a pesar de tener la mitad de las ruedas, todavía comparten muchas cualidades con los automóviles en términos de cuidado. El más importante es el mantenimiento regular para maximizar la vida útil del vehículo y minimizar la cantidad de problemas que pueda causar. Por tanto, mantener tu moto en perfecto estado te permitirá disfrutar de tus viajes sin complicaciones y con la garantía de poseer una mayor seguridad en la carretera.

Sin embargo, no siempre se tienen los conocimientos necesarios para inspeccionar tu moto o realizar un correcto mantenimiento para conseguir asegurarte de que está en condiciones de circular. Por ello, en Maquina Motors te indicamos a continuación unos consejos generales para inspeccionar tu motocicleta cuando lo necesites. Estos prácticos tips te ayudarán a mantener tu moto en un buen estado día a día, aunque necesite revisiones regulares (anuales) con un mecánico profesional. Ahora…¡Sigue leyendo los consejos sobre mantenimiento de motos que te ofrecemos!

 

Consejos para realizar un correcto mantenimiento de moto

Los más importantes son:

Batería

Para prolongar la vida útil de la batería, debes mantenerla cargada al 100% cuando no esté en uso. Esto es particularmente importante en invierno, cuando es posible que no estés montando en tu moto con la frecuencia suficiente para recargarla. También, para su correcto mantenimiento es importante asegurarse de que la parte superior de la batería está limpia y de verificar el nivel de electrolito para que no baje demasiado. Si es bajo, agregar agua destilada o desionizada, no está de más.

Las baterías que se cargan regularmente duran más que las que se pueden descargar por completo. Por último, también ten en cuenta que las bujías necesitan una revisión periódica, generalmente entre los 6.000 y 12.000 km.

 

Neumáticos y ruedas

La revisión de presión y desgaste de los mismos debe realizarse cada 15 días y el cambio del neumático tras cuatro años cuando veamos que tiene poco dibujo o defectos. Y es que el mantenimiento de los neumáticos es una parte fundamental del funcionamiento de una motocicleta.

Siempre es bueno revisar rápidamente los neumáticos antes de cualquier viaje importante. Para ello, debes buscar signos de daños como rasgaduras, agujeros y grietas y asegurarte de que la presión y la profundidad de la banda de rodadura estén dentro de los niveles recomendados. Además, ten en cuenta que las condiciones ambientales también afectan a la vida útil de los neumáticos. Por ello, en las épocas del año en las que haga temperaturas extremas, opta por revisar con mayor frecuencia la presión de tus ruedas.

Por tanto, lo importante para un buen mantenimiento de los neumáticos en tu moto es mantener siempre la cantidad correcta de presión de aire, esto permitirá un buen manejo en la carretera y evitarás reventones. Para contar siempre con la presión adecuada y que éstos duren más, haz uso de un manómetro ordinario para verificar la presión de sus llantas (recuerde hacerlo solo mientras las llantas estén frías).

 

Frenos

Es imposible exagerar lo vital que es mantener las pastillas de freno gruesas y efectivas. Las pastillas de freno gastadas pueden provocar un accidente mortal. Siempre que las pastillas de freno se desgasten a 2 milímetros o menos, es necesario reemplazarlas.

El desgaste de los frenos dependerá de tus hábitos de conducción y de tu entorno. En áreas con muchas pendientes o ciudades montañosas, las pastillas de freno se desgastarán más rápido. Independientemente del terreno o uso que se le haga a la moto, siempre debes probar los frenos antes de cada viaje para asegurarte de que están en buen funcionamiento. Esto también significa comprobar el nivel del líquido de frenos. Para mantener tus frenos en un rendimiento óptimo, el líquido de frenos debe reemplazarse de uno a dos años, según las instrucciones de tu manual.

 

Cambia el aceite con regularidad

Una moto requiere de cambios de aceite regulares. Los requisitos de modelos específicos varían, pero como regla general, es habitual que un cambio de aceite tenga que hacerse cada 5.000 a 10.000 km.  Todo dependerá de los kilómetros que recorras con tu moto. Si recorres a menudo grandes distancias, deberás cambiarla con más frecuencia. Del mismo modo, si conduces en áreas sucias o polvorientas, la calidad de tu aceite se degradará más rápido, por lo que deberás cambiarlo más de una vez al año.

Como regla general, la frecuencia de los cambios de aceite depende de dos factores: la antigüedad de su moto y el tipo de aceite que utiliza. Los motores más nuevos funcionan de manera más eficiente y, por lo tanto, pueden durar más entre cambios de aceite. Como conclusión: siempre revisa tu aceite antes de salir a la carretera; debe estar en un nivel alto o máximo. Si es bajo, agrega más.

 

Cadena de transmisión

La cadena de transmisión trasfiere la potencia del motor a la rueda trasera. Sin el cuidado adecuado, puede ser muy peligroso. Es una buena práctica lubricar la cadena después de cada uso mientras aún está caliente. Esto permitirá que el aceite penetre en todas las partes de la cadena. Además, también debes controlar la tensión de la cadena, pues una tensión adecuada prolonga la vida útil de tu moto.

 

Limpia el filtro de aire con regularidad

Para mantener tu moto en plena forma, limpia el filtro de aire cada 10 mil kilómetros aproximadamente. Puedes hacerlo con aire comprimido. Un filtro sucio puede hacer que tu moto trabaje más y limpiarlo le dará a tu motocicleta más potencia.

 

Mantenimiento del alumbrado

Como ya sabemos, la iluminación de la moto es un elemento fundamental de seguridad. Por este motivo, es importantísimo que se mantengan las luces de la montura de la moto en perfecto estado de funcionamiento.

Siempre que se arranque una moto se debe proceder a ir encendiendo cada una de las luces y comprobando su capacidad de iluminación.

 

Refrigerante

El motor de tu moto depende del refrigerante líquido para controlar los cambios de temperatura sin problemas y evitar daños. El refrigerante debe reemplazarse aproximadamente cada dos años. Se puede consumir a un ritmo acelerado si sometes tu moto a un kilometraje prolongado y frecuente.

Combustible

Si tienes un filtro de combustible, asegúrate de que está limpio y sin obstrucciones. Inspecciona las líneas de combustible en busca de daños. Si hay algún signo de agrietamiento, deberás reemplazar las líneas de inmediato.

 

Como conclusión al artículo, podemos añadir que seguir estos consejos de mantenimiento contribuirá en gran medida a maximizar la condición de uso de la moto, incluso después de muchos años de uso intenso.

 

 

 

Autor: Maquina Motors

Las actividades del Grupo Maquina Motors S.A.U comprenden la comercialización de motocicletas nuevas y de ocasión. Además, contamos con un importante servicio técnico de reparación, venta de accesorios, equipación de motorista, compra/tasación de motocicletas y lubricantes/recambios originales. En Maquina Motors ponemos a tu disposición un completo servicio post-venta con el personal más preparado, que te asesorará en el mantenimiento y cuidado de tu moto. Hasta la fecha, contamos con 10 tiendas físicas y más de 100 profesionales, nuestro equipo humano es nuestra mejor apuesta.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *