Siete consejos para pasar la ITV con tu moto

 

Las motocicletas y ciclomotores de cierta antigüedad han de pasar obligatoriamente la Inspección Técnica de Vehículos (ITV). Esta se encarga de revisar anualmente que todos los componentes del vehículo se encuentren en perfecto estado y sean idóneos para la práctica de la circulación. A continuación, te exponemos siete consejos de valiosa utilidad de cara a pasar la ITV con tu moto y que, a su vez, puedas asistir a dicha revisión con toda la tranquilidad del mundo:

1º Conocer el periodo de tiempo en el cual se ha de pasar la ITV. En el caso de los ciclomotores es a los tres años, y en el de las motocicletas a los cuatro cursos. Una vez que se pasa la primera inspección, esta será cada dos años.

2º Solicitar cita previa de cara a pasar la ITV. Cuando has comprobado en qué instante tienes que pasar la ITV, has de pedir una cita previa con suficiente antelación en aquella estación que te sea más cercana o más cómoda para asistir.

3º Revisar la documentación pertinente. Esto incluye la ficha técnica de la motocicleta o la tarjeta de la ITV en el caso de que esta ya se haya superado. Aparte, es necesario disponer también del permiso de circulación y del recibo correspondiente al pago del seguro.

4º Observar que la motocicleta no tenga modificaciones en el bastidor. Este consejo es primordial a la hora de superar la ITV con tu vehículo de dos ruedas.

5º Comprobar que funciona correctamente el alumbrado del vehículo. Se incluyen en este caso las luces delanteras, traseras y, por supuesto, los intermitentes.

6º La estructura de la moto no tiene que presentar deficiencias. Aquí has de estudiar el estado de los neumáticos, espejos retrovisores, asiento, guardabarros, matrícula, depósito del aceite o de la gasolina, manillar… entre otros componentes.

7º Valorar qué hacer si la ITV es favorable (corregir defectos leves y no hay obligación de regresar a la estación), desfavorable (subsanar las deficiencias en el vehículo y pasar de nuevo la ITV en un plazo inferior a dos meses) o negativa (la motocicleta o ciclomotor es un peligro para ti y el resto de conductores, no puede circular ni para asistir al taller. Hay que solucionar los aspectos negativos y volver antes de dos meses a pasar la inspección).

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *